Email

contacto@richardgodoydr.com

Citas médicas

0961 791 844

Ablación de nódulos tiroideos

La ablación de nódulos tiroideos es un procedimiento médico utilizado para tratar nódulos tiroideos benignos que causan síntomas como dificultad para tragar, dolor de cuello o problemas estéticos. Este procedimiento implica la utilización de una técnica, como la ablación por radiofrecuencia o la ablación con etanol, para reducir el tamaño del nódulo o eliminarlo por completo sin la necesidad de una cirugía invasiva.
En la ablación por radiofrecuencia, se utiliza energía de radiofrecuencia para calentar y destruir las células del nódulo. Durante la ablación con etanol, se inyecta alcohol etílico directamente en el nódulo para deshidratar y destruir las células del tejido. Estos procedimientos suelen realizarse bajo la guía de imágenes de ultrasonido para asegurar la precisión y la seguridad.

Conozca las ventajas frente a una cirugía

La ablación de nódulos tiroideos se considera una opción de tratamiento menos invasiva en comparación con la cirugía, y generalmente tiene menos riesgos y un tiempo de recuperación más corto. Sin embargo, no todos los nódulos tiroideos son candidatos para la ablación, y la decisión de realizar este procedimiento debe basarse en la evaluación individualizada de cada caso por parte del cirujano de tiroides. Es importante discutir los riesgos, beneficios y expectativas del tratamiento con el médico antes de optar por la ablación de nódulos tiroideos.

¿Cómo se realiza la ablación de nódulos tiroideos?

En la ablación por radiofrecuencia, se inserta una aguja especial a través de la piel hasta el nódulo bajo la guía de ultrasonido, y luego se aplica calor generado por radiofrecuencia para destruir las células del nódulo. En la ablación con etanol, se inserta una aguja en el nódulo y se inyecta alcohol etílico para deshidratar y destruir las células del tejido. Estos procedimientos generalmente se realizan como procedimientos ambulatorios y pueden llevarse a cabo bajo anestesia local. Después de la ablación, se puede requerir seguimiento con ultrasonido para evaluar la efectividad del tratamiento.